• Twitter
  • Facebook

1923: Nace el Celta de Vigo

1923 original

 

El Real Club Celta de Vigo representa no sólo el sentir de una ciudad y de una afición, sino que es, además, historia viva del fútbol gallego y español. Desde su fundación, en 1923, hasta nuestros días, la entidad celeste ha representado a Vigo y a los vigueses más allá de lo que nadie podía esperar.

 

Los orígenes

A comienzos del siglo XX, los aficionados vigueses se dividían entre dos equipos; el Vigo Sporting y el Fortuna de Vigo. Pero ¿porqué una ciudad como Vigo, capital del fútbol gallego, no podía unir sus esfuerzos y crear un único equipo, más potente? Esta fue la pregunta que se hicieron a principios de los años 20 algunos de los hombres más influyentes de la ciudad. Por esa época ya se empezaba a hablar de la fusión del Vigo y el Fortuna como la salida más satisfactoria para llevar a buen puerto un proyecto ambicioso y muy positivo para Vigo y el propio deporte.

 

Entre esos hombres que abogaban por la creación de un solo club estaban Manuel de Castro 'Handicap' y el abogado Juan Baliño Ledo, quienes serían los principales promotores de la fusión. Tras numerosas reuniones, algunas de ellas secretas, por parte de los directivos de ambos clubes, y tras las oportunas gestiones ante la Federación Gallega de Fútbol, el 22 de junio de 1923, la asamblea nacional de la Federación aprueba por unanimidad la fusión, dando un plazo de algo más de dos meses para que se confeccionase el reglamento de la nueva entidad.

 

Así se comienza a trabajar para buscar un nombre y una indumentaria apropiada para un club que nacería en breve. Después de algunas propuestas, se presentaron los nuevos estatutos y el nombre del club: Celta de Vigo (pese a que el nombre de 'Breogán' era otro de los candidatos muy aplaudidos). Además se solicitó al rey Alfonso XIII la denominación de "real". Aunque a principio se había hablado de los colores rojo y negro para la indumentaria de los jugadores, muy pronto los promotores del R.C.Celta de Vigo se decidieron por el color celeste, de acuerdo con la vocación con la que nacía la nueva entidad: ser baluarte del fútbol de toda Galicia.

 

Un nuevo club, más grande, con mayor fuerza y con... ¡64 jugadores! Una cifra sorprendente que resulta de la fusión de dos plantillas. En ese primer Celta jugarían hombres como Pasarín, Otero, Juanito, Clemente, Córdoba, Hermida, Queralt, Caride, Pombo, Posada o Chicha, entre otros.

 

La primera junta directiva

El 23 de agosto de 1923 se convoca en los salones de la "Patronal" de Vigo una asamblea en la que se decidiría la aprobación de los estatutos y la constitución de la primera junta directiva del Real Club Celta. El primer presidente de la entidad fue Manuel Bárcena de Andrés, Conde de Torrecedeira, mientras que el resto de cargos se completaban así:

 

Manuel R. Cadaval – Vicepresidente primero
Manuel Otero Bárcena – Vicepresidente segundo
Alejandro Molins, Guillermo de Oya y Rafael Tapias – Directores
José Lago – Tesorero
Gaspar Barreras – Secretario

 

REGRESAR AL ÍNDICE

© Celta de Vigo 2014